Internacionales

Jueves, 16 de julio del 2020

Las últimas palabras del segundo reo ejecutado esta semana en EEUU

El Departamento de Justicia ejecutó hoy al asesino convicto Wesley Purkey con una inyección letal en la prisión de Terre Haute, en el estado de Indiana.




Tal como se había anunciado, el gobierno federal de los Estados Unidos ejecutó este jueves con una inyección letal a un segundo prisionero, cuyos abogados alegaron que era demente y por lo tanto no estaba en condiciones de sufrir la pena capital.

Wesley Ira Purkey fue declarado muerto a las 08:19 horas en el Complejo Penitenciario Federal en Terre Haute, Indiana. El reo de 68 años fue atado a una camilla en la cámara de la muerte para luego ser consultado por un funcionario de la cárcel, quien le quitó la máscara que cubría la cara y le preguntó si quería decir algo.

“Lamento profundamente el dolor y el sufrimiento que le he causado a la familia de Jennifer”, dijo el condenado en sus últimas palabras. Añadió que su ejecución no serviría para nada: “Esta muerte higiénica no sirve a propósito alguno. Gracias” finalizó.

Al inyectarse la sustancia química letal, Purkey tomó aliento varias veces, parpadeó y dejó caer la cabeza sobre la camilla.  

Purkey fue condenado a la pena capital por secuestrar, violar y asesinar a una adolescente de 16 años. Además es acusado de desmembrar, quemar y arrojar el cuerpo de la víctima a una fosa séptica. También fue condenado en un tribunal estatal en Kansas por haber matado con un martillo a una mujer de 80 años enferma de polio.


Temas Relacionados: Estados UnidosPena CapitalPena De Muerte

También te puede interesar:

VIRUELA DEL MONO