24 Horas Edición Medio Día

07/04/2022

Rejas en el Centro de Lima continúan perjudicando negocios

A finales del mes de marzo, el alcalde Jorge Muñoz anunció que había llegado a un acuerdo con la PNP para el retiro de las rejas.




Las rejas colocadas desde hace más de 6 meses en las distintas calles del Centro Histórico de Lima continúan generando malestar a comerciantes y turistas de las inmediaciones, pues les impide recorrer y presenciar con libertad los atractivos de la zona. 

El comercio en los alrededores se ha visto afectado, tanto ambulantes como dueños de restaurantes vienen sufriendo una disminución en su clientela. Uno de los empleados de los restaurantes declaró para las cámaras de 24 horas expresando su incomodidad. 

"La situación que se está procesando ahorita es por manifestaciones. Se cierran las rejas, todos los laterales de la Plaza de Armas para evitar que las manifestaciones entren a ese lugar. Debido a esto, en nuestro local la gente que nos visita son solo familiares de los propietarios o gente que trabaja cerca y viene por su menú, pero el turismo ha bajado de 100% a un 20%", indicó. 

Por su parte, una comerciante ambulante reveló que su negocio ha sufrido grandes pérdidas producto de esta medida de las autoridades, asimismo, hizo un pedido para que las autoridades solucionen este problema lo más pronto posible. 

"A cada rato cierran la plazuela, no vendemos nada, necesitamos que arreglen este problema y que bajen los precios de la canasta. Ahorita solo saco más que 50 o 60 soles por día. No me alcanza para vivir", manifestó. 

Muñoz había anunciado retiro de rejas 

A finales del mes de marzo, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, había anunciado que llegó a un acuerdo con los altos mandos de la Policía Nacional del Perú para el retiro de las rejas, sin embargo, las últimos incidentes debido a las protestas por la Inmovilización social habrían generado que las rejas se mantengan en los alrededores. 


Temas Relacionados: Centro De LimaNegociosRejas

También te puede interesar:

VIRUELA DEL MONO