Tecnología

Martes, 11 de enero del 2022

Personas que tuvieron resfriados comunes presentan menos riesgo de contagiarse de Covid-19

Un nuevo estudio halló que los resfriados producidos por otros coronavirus pueden proteger a las personas frente al SARS-CoV-2.

Foto: medios digitales.



Un nuevo estudio publicado en la revista científica ‘Nature Communications’ y dirigido por investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido), reveló que las personas con niveles más altos de células T procedentes de los coronavirus que causan los resfriados comunes tienen menos probabilidades de infectarse con el SARS-CoV-2.

La mencionada investigación examina, por primera vez, la manera en cómo la presencia de las células T influye en que una persona se infecte en el momento de la exposición al SARS-CoV-2.

Los investigadores también aseguran que sus hallazgos proporcionan un modelo para una vacuna universal, de segunda generación, capaz de prevenir la infección por las variantes actuales y futuras del SARS-CoV-2, incluida Ómicron.

“La exposición al virus del SARS-CoV-2 no siempre da lugar a la infección, y hemos querido entender por qué. Hemos descubierto que los altos niveles de células T preexistentes, creadas por el organismo cuando se infecta con otros coronavirus humanos como el resfriado común, pueden proteger contra la infección con el virus de la COVID-19”, señaló la doctora Rhia Kundu, primera autora del estudio, del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones del Imperial College de Londres.

Asimismo, recordó que, aunque se trata de un descubrimiento importante, “es solo una forma de protección”, y que la vacunación completa es la mejor vía de protección contra la Covid-19.

DESARROLLO DEL ESTUDIO

El estudio, que comenzó en septiembre de 2020, incluyó a 52 personas que vivían con alguien que presentaba una infección de SARS-CoV-2 confirmada por PCR y que, por tanto, habían estado expuestas al virus. Los participantes se sometieron a pruebas de PCR, al principio y 4 y 7 días después, para determinar si habían desarrollado una infección.

Se tomaron muestras de sangre de los 52 participantes entre 1 y 6 días después de que se expongan al virus. Esto permitió a los investigadores analizar los niveles de células T preexistentes inducidas por infecciones previas de coronavirus del resfriado común que también reconocen de forma cruzada las proteínas del SARS-CoV-2.

RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

Los investigadores descubrieron niveles significativamente más altos de células T de reacción cruzada en las 26 personas que no se infectaron, en comparación con las 26 que sí lo hicieron. Estas células T se dirigieron a las proteínas internas del virus del SARS-CoV-2, en lugar de a la proteína de la espiga de la superficie del virus, para protegerse de la infección.


Temas Relacionados: Covid-19Imperial CollegeÓmicronSars-Cov-2Wilmar Elera

También te puede interesar:

RABIA