Salud

Hace un mes

EsSalud brinda recomendaciones a profesores para cuidar su voz durante dictado de clases

Hablar por horas sin técnica, forzando la garganta, expone a los docentes a presentar problemas en el aparato fonador.

EsSalud brinda recomendaciones a profesores para cuidar su voz durante dictado de clases

Hablar por horas sin técnica, forzando la garganta, expone a los docentes a presentar problemas en el aparato fonador.




La voz es una de las principales herramientas que tienen los docentes para el desarrollo de su actividad pedagógica en las aulas de clase de los diferentes centros educativos del país. Sin embargo, esta extenuante labor de estar hablando por horas los expone a presentar problemas en el aparato fonador.

En el marco del Día del Maestro, la doctora Olenka Alcas Arce, especialista de otorrinolaringología del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins, brinda medidas preventivas y consejos para que los profesionales de la educación puedan cuidar su voz y seguir desarrollando sus actividades en clase, libres de inconvenientes.

“Durante la actividad pedagógica de los docentes se debe evitar hablar con mucho volumen y tonos muy agudos o graves de manera repetitiva. Asimismo, evitar conversar con tensión muscular en la zona de la garganta, laringe y cuello; gritar, toser o despejar la garganta excesivamente”, señaló la especialista de EsSalud. 

SÍNTOMAS Y RECOMENDACIONES

La especialista explica que cuando el aparto fonador empieza a verse afectado, nos avisa a través de los siguientes síntomas: sensación de sequedad, picazón, dolor o ardor en la garganta, problemas para el control de la respiración, deterioro del tono de voz, tener la voz ronca o sufrir la pérdida de voz.

“Cuando estas señales de alarma se repiten con regularidad, se debe acudir al especialista para ser evaluado”, apuntó Alcas Arce.

Antes de iniciar el dictado de clases, la otorrino recomendó relajarse para expandir los pulmones, costillas y diafragma durante la respiración.

Asimismo, apuntó que mantener una postura corporal de equilibrio permite llevar una adecuada flexibilidad de los músculos de la laringe y, por lo tanto, tener una buena respiración, inspirando el aire suficiente para hablar fluidamente e iniciar la locución de manera suave y con palabras que comienzan con sonidos vocales.

La especialista sugirió hablar con tono de voz cómodo y, en caso haya ruido alrededor o se encuentre en un salón grande, propone utilizar un amplificador para no gritar o recurrir a tonos altos.

En esa misma línea, aconsejó organizar a los estudiantes para que puedan escuchar sin tener que alzar la voz. “Beber agua durante todo el día, de preferencia agua tibia, no elevar el tono de voz para captar la atención de los estudiantes y usar otras técnicas como aplaudir”, agregó.

Cabe señalar que el aparato fonador lo componen aquellos órganos del cuerpo involucrados en la producción de la voz: diafragma, pulmones, tráquea, laringe, faringe, cavidad bucal y nasal. La combinación de respiración, fonación y resonancia permiten la producción de la voz.

Recordó los cuidados propios que debemos tener en tiempos de frío pues las enfermedades respiratorias también dañan la voz.

De esta manera, el hospital Rebagliati continúa trabajando en la prevención de enfermedades y el bienestar de los docentes a través de una atención oportuna en los diferentes servicios médicos y sociales que garantizan el cuidado de su salud física y mental.


Temas Relacionados: Día Del MaestroEssaludHospital Rebagliati

También te puede interesar:

VIRUELA DEL MONO