Salud

Hace 10 meses

EsSalud recomienda tratar a tiempo el pie plano para evitar problemas en la rodilla, cadera y columna

Los especialistan advierten que que caída del arco plantar produce cansancio al caminar y hasta dolor, por lo que es importante el diagnóstico oportuno a fin de corregir esa anomalía.




El pie plano es una alteración morfológica que se genera por la falta, caída o disminución del arco plantar, anomalía que si no es detectada a tiempo puede causar a futuro serias complicaciones tanto al pie como al tobillo, rodilla, cadera y columna, alertaron especialistas del Seguro Social de Salud (EsSalud).

El Dr. Pedro Veliz Ayta, médico traumatólogo de la unidad de pie y tobillo del hospital Alberto Sabogal de EsSalud, explicó que los pies cuentan con una ligera línea curva y ante la ausencia de esta figura se producen molestias y dolor en las articulaciones superiores e incluso modifica la forma de los hombros.

Una de las características más comunes en la persona que tiene pie plano es el cansancio o molestias cuando realiza ejercicios o actividades deportivas, e incluso, en estados mayores puede causar dolor.

La presencia de pie plano se puede detectar desde el nacimiento, pero es más visible a partir de los cuatro años de edad. Se diagnostica evaluando el pie en reposo y en carga (parado) para ver si presenta una caída del arco plantar que es el resultado final de esta patología.

 

PIE PLANO EN LOS NIÑOS

En los niños se presentan dos tipos de pie plano: flexible y rígido. El primero se puede manejar con plantillas, terapia física y en algunos casos con cirugía, mientras que los rígidos son más complejos y requieren intervención quirúrgica, en su mayoría.

Antes el pie plano se consideraba una limitante para hacer deporte, pero ahora se puede realizar esta práctica sin molestias, aunque a veces presentan cierto dolor.

La obesidad constituye un riesgo para el pie plano. “Mientras más peso, más carga recibirá ese arco plantar y se irá reduciendo. En las personas de más edad, el riesgo es mayor”, apuntó.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento para corregir el pie plano varía de acuerdo a la edad. Si son niños, deberán usar aparatos ortopédicos y una vigilancia constante; mientras que en adultos también se trata con aparatos ortopédicos y en casos complejos, se opta por la cirugía.

Se trata con sesiones de terapia física, en las que los pacientes realizan ejercicios para fortalecer los estabilizadores mediales del arco plantar, principalmente a nivel del tendón tibial posterior.

 

RECOMENDACIONES

El médico traumatólogo recomendó a los padres de familia llevar a sus niños al especialista a fin de que realice una evaluación, detecte a tiempo la anomalía, determine si el pie plano es rígido o flexible e inmediatamente iniciar el tratamiento respectivo.

En caso presente esta anomalía, evitar el exceso de peso, no realizar ejercicios que sean carga, como saltar, correr, y practicar natación o montar bicicleta como terapia.


Temas Relacionados: EssaludPie PlanoRiesgoTratamiento

También te puede interesar:

VIRUELA DEL MONO