Salud

Hace 3 meses

¿Por qué es tan difícil encontrar una vacuna para el Sida?

Considerada una de las tres grandes enfermedades de nuestros tiempos, el Sida o VIH sigue siendo un temor latente aunque la búsqueda de una vacuna se inició hace casi 40 años.

 

Aunque existen notorios avances científicos en el tratamiento y prevención de este mal, aún no se consigue una vacuna eficaz que pueda acabar con la pandemia mundial que mata a más de 700 mil personas al año.

El gran problema con el VIH-Sida (Virus de la inmunodeficiencia humana) es que aparecen nuevos contagios todo el tiempo. Larry Corey, investigador principal de la red de pruebas de vacunas contra el VIH, manifiesta que 5 mil personas se contagian cada día en el mundo.

Aunque se busca una vacuna desde la década de los 80, todavía no hay una protección que funcione y pueda ser distribuida al mundo entero.

 

Un virus inteligente: se oculta para no ser eliminado

La mayoría de vacunas utilizan anticuerpos para neutralizar las infecciones víricas, pero esto no funciona con el VIH, pues este virus se reproduce y muta demasiado rápido para que los anticuerpos sean eficaces.

Además, el virus ha evolucionado y es capaz de ocultarse dentro de células que aparentemente no están infectadas, eliminando las respuestas inmunológicas en una etapa inicial de la enfermedad.

“Se esconde mejor que ningún otro virus que hayamos visto nunca. Es muy inteligente y utiliza distintos mecanismos para burlar al sistema inmunológico y no desaparecer”, asegura Corey.

El VIH puede provocar infecciones persistentes contra las que nuestro sistema inmunológico no es capaz de luchar, por lo que una vacuna tiene que hacerlo mucho mejor que nuestros cuerpos.

Otro problema que tienen los especialistas es que hasta hoy no se han encontrado modelos humanos que muestren que existe una cura para el VIH. “Una de las razones por las que no hemos conseguido una vacuna es que ningún ser humano se ha curado nunca del VIH”, explica Corey. “Cero entre 72 millones. En cada enfermedad contagiosa hay al menos alguna persona que se cura sola, pero no es el caso con el VIH”.

 

Propuestas prometedoras

Un gran avance en vacunas eficaces la dio la prueba RV144 o también llamada “estudio tailandés”, la cual, en su etapa experimental, dio un éxito parcial al reducir a un 60% las posibilidades de contagiarse en los primeros meses después de ser vacunados, pero este número se reducía al 50% después de tres años.

Aunque no es una vacuna totalmente eficaz, ha permitido a los expertos descubrir diferentes maneras de conseguir y crear anticuerpos que pueden unirse al virus y neutralizarlo de manera eficaz, según aseguró Linda-Gail Bekker, expresidenta de la Sociedad Internacional del Sida.

 

Fuente: El País

Temas Relacionados: EnfermedadMedicinaSidaVacunaVihVirus

También te puede interesar

WHATSAPP