Salud

Hace 10 meses

Llamas podrían ser la clave para una vacuna universal contra la gripe

Experimento consiguió inmunizar casi totalmente a ratones frene a diversos tipos de este virus gracias a una combinación de anticuerpos de camélidos y humanos.

Experimento consiguió inmunizar casi totalmente a ratones frene a diversos tipos de este virus gracias a una combinación de anticuerpos de camélidos y humanos.

La solución a la gripe estaría más cerca de lo que parece. Sobre todo para los peruanos, pues nada menos que las llamas serían la clave. Un experimento en ratones demostró que los anticuerpos de llamas y de humanos administrados mediante un virus protegen de casi todos los tipos de este mal.

Pese a que aún está lejos de probarse en humanos, la estrategia pone más cerca la promesa de una vacuna universal contra el virus, cuyos centenares de tipos, subtipos y cepas, además de su alta tasa de mutación lo hacen uno de los más escurridizos, a la vez que complican la lucha contra él.

Una proteína llamada hemaglutinina (HA), que brota de su superficie en ramilletes de tres, y se encarga de fijar el virus a la célula infectada, es parte en gran medida de la habilidad del virus para la fuga. Sin embargo, también es la más expuesta y a la que primero reaccionan las defensas.

Por ello las vacunas actuales apuntan a la hemaglutinina. Pero la proteína también es la más mutable. Como ejemplo, la tercera mayor pandemia del siglo en 1968 iniciada en Hong Kong. Entonces, una variación en la cabeza de la HA en el virus H3N2 retrasó su detección por los anticuerpos.

Desde mediados del siglo pasado, el H3N2 sufrió 75 cambios en las proteínas HA. Esto muestra por qué la vacuna también cambia cada año y solo puede diseñarse para una o dos de las cepas dominantes cada temporada. En este caso, la solución propuesta es ingeniosa y compleja.

La hemaglutinina (HA), es la proteína encargada de fijar el virus de la gripe a la célula infectada, pero también es la parte más expuesta y a la que primero reaccionan las defensas.

El amplio grupo de investigadores ha apuntado más bien a los tallos de la HA, que la unen al resto del virus. Aunque no son los primeros en hacerlo, la respuesta sí ha sido diferente y sobre todo exitosa, pues prácticamente todos los ratones sobrevivieron a dosis letales de varios tipos de gripe.

Además, la inmunización de los animales duró meses. Según publica Science, la parte del tallo de la hemaglutinina es la menos cambiante y además es similar entre los tipos de virus. La teoría propone encontrar anticuerpos que se adhieran al virus por el tallo de la HA.

La respuesta estaba en los camellos, las alpacas o las llamas. “Los anticuerpos de los camélidos se conocen desde hace algún tiempo y tienen varias propiedades únicas que los hacen atractivos para el desarrollo de fármacos”, dijo Joost Kolkman, investigador y coautor del estudio.

Descubiertos en 1989 por Raymond Hamers y 10 veces más chicos que los anticuerpos humanos, “pueden unirse a sitios inaccesibles para los anticuerpos convencionales gracias a su forma y pequeño tamaño”, añade el científico holandés.

En 1989, el profesor Raymond Hamers, entonces estudiante, encontró en el sistema inmunitario de camellos y búfalos de agua un tipo de anticuerpos desconocidos hasta entonces.

Kolkman y otra treintena de científicos seleccionaron cuatro diferentes anticuerpos de llamas inmunizadas contra diversos tipos de gripe o con respuesta inmune a la hemaglutinina de otros. Tres de ellos actuaban en el tallo de la HA. Cada tipo de anticuerpo actuó contra una variedad del virus.

Se decidió entonces fusionar varios para crear un superanticuerpo. Antes de probarse en ratones, esta creación de cuatro tipos de anticuerpos de llamas se completó con una porción de inmunoglobulina G, un anticuerpo humano. Esto para acercarse a la respuesta que tendría nuestro sistema inmune.

Tras aplicarse a los roedores e infectarlos con la gripe, se comprobó que su tasa de supervivencia era mayor que con las vacunas convencionales. El compuesto incluso logró atacar tipos de virus que no eran atacados inicialmente por ninguno de los anticuerpos por separado.

Luego de conseguir introducir dichos anticuerpos en las vías respiratorias, consiguieron una inmunización casi universal de los ratones frente a la gripe. Sin embargo, esto aún está lejos de ser una victoria, aclaran.

Tras inyectar estos anticuerpos de amplio espectro a los ratones antes de infectarlos con la gripe, comprobaron que su tasa de supervivencia era mayor que con las vacunas convencionales.

“La respuesta inmune de ratones y humanos es muy parecida pero no idéntica”, dijo Juan Ortín, profesor de investigación ya retirado del Centro Nacional de Biotecnología de España, quien recuerda que este no es el primer procedimiento con tales ambiciones frente a la gripe.

“Si eso se lograra sería un avance enorme, con una inmunización o a lo sumo dos, estaríamos protegidos contra cualquier virus de la gripe, no solamente de los que infectan normalmente sino contra cualquier otro que pudiera aparecer”.

Entre los autores de este experimento están María Limberis y buena parte del equipo del programa de terapia génica de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos.

Temas Relacionados: CienciaGripeLlamasNoticias Curiosas

También te puede interesar

WHATSAPP