Salud

Jueves, 31 de marzo del 2016

¿Es posible resucitar? Este es el método que está revolucionando la medicina

La muerte cerebral determina el deceso de una persona y cuando eso sucede no hay marcha atrás. Sin embargo, un interesante método logró algo impresionante con un paciente.




Foto: afmedios.com

Según la ciencia médica, volver a la vida con un cerebro muerto es imposible y por esa razón es que muchos médicos evitan practicar la típica reanimación cardiopulmonar cuando ya pasaron varios minutos, ya que las células cerebrales mueren rápidamente ante la falta de oxígeno. En ese sentido, intentar compresiones torácicas 10 minutos después de que el corazón dejó de latir parecería una locura. Sin embargo, para algunos expertos esto no tiene que ser así.

Sam Parnia es un médico estadounidense que publicó un libro en el que describe una experiencia muy particular que puede ser de gran utilidad: un hombre había llegado a urgencias con un paro cardiaco. Después de diez minutos de reanimación cardiopulmonar su corazón seguía sin latir. Pero los médicos siguieron intentando hasta 40 minutos después y lograron resultados increíbles.

“Después de cuatro mil quinientas compresiones torácicas, ocho descargas del desfibrilador e incontables viales de adrenalina, el corazón del paciente había empezado a latir de nuevo”, cuenta el médico sobre el caso de su paciente Joe Tiralosy, quien regresó a casa sin ningún tipo de secuela neurológica, a pesar de lo explicado al inicio de esta nota. ¿Cuál fue la clave de esta proeza médica que podría salvar muchas vidas más?

Según relata el portal ABC, la recuperación de Tiralosy fue posible gracias a que se había recurrido a enfriar su cuerpo (hasta 33 grados) para evitar que sus neuronas resultaran dañadas. Esa temperatura se mantuvo durante 24 horas mediante una máquina especial denominada Sol Ártico, mientras los médicos encontraban la causa que había provocado el fallo de su corazón.

“Tiralosy tuvo la suerte de contar con un equipo de más de veinte médicos y enfermeros que trabajaron al unísono y pusieron en práctica los conocimientos médicos más avanzados, tanto durante el paro cardiaco como durante los cuidados postreanimacion. Esto no solo le trajo de vuelta a la vida, sino que impidió que se produjeran daños cerebrales”, relata Parnia en su libro 'Resurrecciones. La ciencia que está borrando la frontera entre la vida y la muerte'.

“La clave fue el enfriamiento de su cuerpo en un momento muy oportuno: desde su llegada a urgencias hasta el laboratorio de caracterización y las 24 horas siguientes”, agrega el experto. Cabe resaltar que según los conceptos básicos de casi todos los médicos, la reanimación a un paciente con paro cardiaco se debe hacer en un periodo máximo de 10 minutos, por lo que este caso es un gran precedente para cambiar algunas ideas establecidas.


Temas Relacionados: CienciaJoe TiralosyMedicinaMuerte CerebralResurrecciónSam Parnia

También te puede interesar:

Covid 2019