Política

Jueves, 03 de noviembre del 2022

Javier González - Olaechea: “Lula da Silva regresa al escenario con una mochila llena de piedras”

El internacionalista recordó que Lula fue reelegido a pesar del escándalo de las ‘grandes mensualidades’ que consistía en el pago a diputados y líderes políticos a cambio de votos.




En su más reciente columna de opinión, el internacionalista Javier González-Olaechea Franco analizó el escenario político que enfrentará el electo presidente de Brasil, Lula da Silva, tras salir victorioso por tercera vez en un proceso electoral

El analista político refiere que el líder del Partido de los Trabajadores tendrá un gran reto que asumir frente a la oposición mayoritaria compuesta por diputados simpatizantes del actual mandatario Jair Bolsonaro, pero, acota, debe acordar con transparencia.

"En el Congreso, recurrentemente atomizado, el líder obrero está en franca minoría y el bolsonarismo es la bancada más numerosa en diputados, situación que le plantea el primer gran reto político: guiarse por el principio de primacía de la realidad acordando con transparencia", escribió.

Gonzáles Olaechea sostiene que Brasil perfiló un sistema de "presidencialismo de coalición" que consiste en alianzas por afinidades políticas o bancadas temáticas.

"De concretarse estas (alianzas) constituyen acuerdos precarios y políticamente costosos, por cuanto las sombras de las transacciones sin rubores ni colores son la razón del juego de roles entre el gobierno y los congresistas", enfatiza.

El analista recuerda que en su primera presidencia, Lula fue reelegido a pesar del escándalo de las ‘grandes mensualidades’ que consistía en el pago a diputados y líderes políticos a cambio de votos. 

Olaechea atribuye a esta reciente victoria de Lula Da Silva a una suma de factores como el presentarse ofreciendo transparencia, defendiendo el amor, la democracia, el combate contra el hambre y el desempleo "como garante de la estabilidad económica necesaria para revertir la inflación".

Advierte que el dos veces presidente de la República recibe a un país económicamente desacelerado, con una inflación guiada por la guerra ruso-ucraniana que augura un panorama mucho más sombrío. 

"La política no perdona fácilmente el voto anti y, así, Lula resucitado regresa al escenario de los mayores escándalos en Brasilia con una mochila llena de piedras", apunta.

 

 

 

 


También te puede interesar:

COVID