Panorama

26/01/2020

Obsesión mortal: ¿Qué sucesos conllevaron al anciano asesinar a venezolana de un balazo?

El hombre rastrilló su arma contra Lizmar Hernández en una vertiente del río Chillón en Canta. A la mañana siguiente, el homicida denunció ante la Policía que su empleada había abandonado su trabajo.

Lizmar Carolina Hernández, de 27 años, licenciada en Imagenología empezó a trabajar cama adentro el 2 de julio de 2019 en una vivienda de San Borja, cuyas labores principalmente consistían en limpiar el departamento y asistir al abogado jubilado Cosme Villegas (73), sobreviviente de un derrame cerebral con secuelas leves de motricidad.

La ciudadana venezolana ganaba el sueldo mínimo de S/930 soles, incluida la alimentación. Al parecer estaba cómoda con el salario y los beneficios que le concedía Cosme, el anciano, quien se dedicaba a pasar la mayor parte de su tiempo con la extranjera

A medida que transcurrieron los meses, el septuagenario terminó enamorándose de su propia empleada hasta quedar completamente obsesionado de la mujer 45 años menor que él, a quien inicialmente contrató para cuidarlo. Sin embargo, tras reiteradas oportunidades de rechazo por parte de la extranjera, el adulto mayor terminó asesinándola producto de un disparo a quemarropa en una vertiente del río Chillón ubicada en Canta.

En su declaración ante la Policía, el homicida señaló que todo se trató de una casualidad y que nunca quiso rastrillar su arma contra ella. Por el contrario "quería cazar a una vizcacha". Al ser consultado por agentes PNP, si tenía pretensiones amorosas con Lizmar, el jubilado respondió que solo anhelaba "tener mellizos con ella".

Cosme Rafael Villegas Peña se encuentra recluido en el penal Castro Castro, donde permanecerá 9 meses de prisión preventiva mientras dura su proceso judicial en la pena de feminicidio agravado.  

Temas Relacionados: AsesinatoCantaHomicidioSan BorjaVenezolana

También te puede interesar

WHATSAPP