Nacionales

Hace un mes

Autores de incendio en aeropuerto de Tingo María podrían recibir hasta 10 años de cárcel

Los responsables del incendio en los alrededores del aeropuerto de Tingo María, región Huánuco, puso en peligro las operaciones aeroportuarias en dicho terminal aéreo.




Así lo afirmó Noé Humberto García Vera, fiscal provincial de la Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental de Leoncio Prado, quien informó que su despacho intervino junto a la Fiscalía Penal de Turno, en el siniestro suscitado alrededores del aeropuerto de Tingo María, Leoncio Prado.

Al respecto, Corpac informó anoche que, alrededor de las 20:30 horas, "personas ajenas al aeropuerto de Tingo María prendieron fuego en el borde de la pista de aterrizaje provocando un incendio que ha sido controlado por el equipo de rescate de Corpac y apoyo de los bomberos de la zona", aseveró.

DELITO DE PELIGRO COMÚN

El representante del Ministerio Público precisó que el caso ha sido trasladado al despacho de la Fiscalía Penal correspondiente por cuanto; además, se tipificaría como delito de peligro común, en la modalidad de peligro por medio de incendio o explosión, de acuerdo al artículo 273 del Código Procesal Penal.

Sostuvo que por el tipo de delito cometido por las personas que habrían provocado el siniestro que conmocionó a la población de Tingo María podrían ser procesados con pena privativa de la libertad no menor de tres ni mayor de diez años.

La Fiscalía subrayó que el incendio afectó la pista de aterrizaje y los pastizales que se encuentran alrededor del aeropuerto que es administrado por la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac).

Por último, el representante del Ministerio Público descartó que el siniestro haya causado pérdida de vidas humanas y daños personales; en tanto han iniciado las investigaciones, junto a la Policía Nacional del Perú (PNP), para dar con los responsables.


Temas Relacionados: AeropuertoCorpacIncendioNacionalesPista De AterrizajeTingo María

También te puede interesar:

DENGUE