Nacionales

Hace 2 meses

EsSalud brinda atención domiciliaria a pacientes renales en zonas alejadas de Ayacucho

Equipo del Hospital II de Huamanga ha implementado la diálisis peritoneal en casa.




El Seguro Social de Salud (EsSalud) atiende a domicilio a pacientes renales de las zonas más alejadas de Ayacucho, evitando así que viajen a Lima para sus controles o tratamiento, y enseñándoles cómo realizar las diálisis en casa.

Desde hace tres años, un equipo del Hospital II de Huamanga de EsSalud puede recorrer más de 12 horas en ambulancia para llegar al mismo VRAEM y brindar un servicio que antes no existía. Uno de sus mayores logros ha sido implementar la diálisis peritoneal en casa, un tipo de terapia de reemplazo renal que se debe cumplir al pie de la letra para su procedimiento.

Tras la implantación del catéter en quirófano y, mientras el dispositivo se adapta al abdomen, personal de salud capacita tanto al paciente como a un familiar responsable sobre la técnica y los cuidados que se deberá tener en casa para cada sesión de diálisis.

“La gran ventaja de este tipo de terapia es que el paciente puede hacérselo en su domicilio y el personal de salud se encarga de monitorear el proceso en cada visita mensual, evitando así complicaciones como infecciones”, explica la nefróloga Evelyn Castañeda Zavaleta que lidera el equipo renal del Hospital II de Huamanga.

EsSalud Ayacucho tiene una misión especial con los asegurados del campo, ya que gran parte de su población se sitúa en zonas rurales. “Las personas cuando llegan a Lima, muchas veces sin recursos para mantenerse, se deprimen. Eso influye mucho en la evolución de la enfermedad, porque sabemos que el estado anímico interviene en la adhesión al tratamiento”, señala la doctora Castañeda.

 

HISTORIAS DE VIDA

Cuando un enfermo está en casa mejora el estado de ánimo y por ende su calidad de vida. Eso se ve reflejado en la historia de Honorata, una abuelita de casi 70 años que con una salud desmejorada porque el riñón no le funcionaba debía viajara a Lima hasta cuatro veces al año.

Pero desde que la diálisis peritoneal se implementó en su casa en Ayacucho, su vida cambió, revela su esposo quien es el encargado de dializarla cada cinco horas al día.

“Viajar era chocante para nosotros. En Lima todo es costoso, la comida, el hotel y ella se ponía triste sin su familia. El cambio fue muy bueno, lo que más le gusta es estar con su familia, sus animalitos, sus plantitas, su vivienda, eso la hace sentir mejor”, señala Faustino Quispe.

Needan es un maestro que padece de problemas renales desde que era un niño. Sufre de hipertensión y otros cuadros que se han ido complicando con la insuficiencia renal.

Sin embargo, su vida cambió cuando conoció a la doctora Castañeda y hoy Needan trabaja como maestro en un pueblo a cuatro horas de Huamanga sin ningún problema. Por las noches se realiza la diálisis peritoneal automatizada mientras duerme, gracias a una máquina que el Seguro Social le ha proporcionado.

Actualmente, el Servicio de Nefrología tiene 35 pacientes en diálisis peritoneal domiciliaria, de los cuales casi el 40% vive en zonas rurales de las diversas provincias de la región Ayacucho, incluyendo el VRAEM.  La población renal en lista de espera para ser evaluados e ingresar a algún programa de terapia de reemplazo es de 150 asegurados.


Temas Relacionados: DialisisEssaludSalud

También te puede interesar:

VIRUELA DEL MONO