Nacionales

Miércoles, 30 de enero del 2019

Samuel Rotta: es indispensable avanzar las reformas políticas y judiciales

El director Ejecutivo de Proética se refirió sobre el Índice de Percepción de la Corrupción 2018, que deja al Perú mal parado en cuanto su nivel de corrupción.




El reciente resultado del Índice de Percepción de Corrupción 2018, elaborado por Transparencia Internacional, con respecto a nuestro país, nos vuelve a recordar a todos los peruanos la grave crisis por la que atraviesa nuestro sistema de justicia e institucionalidad.

Este estudio nos da una calificación de 35 puntos, en una escala en la que 0 representa un país muy corrupto, mientras que 100 corresponde a un país totalmente libre de esta lacra.

Samuel Rotta, Director Ejecutivo de Proética (entidad representante de Transparencia Internacional en el Perú) indicó a un diario local que "estamos acercándonos al tercio inferior del total de países percibidos como más corruptos" y es que según el índice, de 180 países, el Perú se posiciona en el lugar 105.

Rotta también sostiene que el caso Lava Jato y los constantes hostigamientos al equipo especial de fiscales que venía investigando a los funcionarios y ex funcionarios implicados, es lo que habría generado la vergonzosa ubicación del Perú en el ranking de la corrupción.

A esto, continúa Rotta, hay que sumarle la corrupción en los gobiernos regionales en donde 100 autoridades han sido vacadas o suspendidas por estos actos en el 2018. El tema no queda ahí, en 2017 la Procuraduría Anticorrupción acumuló más de 1400 investigaciones sobre este tema contra autoridades regionales y municipales.

POSIBLES SOLUCIONES

Ante esto, Rotta plantea dos ejes fundamentales para enfrentar a esta lacra. Primero menciona  las investigaciones del caso Lava Jato, las que considera tienen que avanzar y procesar a los involucrados,y en segundo lugar habla de las reformas políticas y judiciales impulsadas por el Ejecutivo que pretenden fortalecer la institucionalidad del Perú.

El mismo medio también cita la reacción de Diego García Sayán, relator para la independencia de jueces y abogados para las Naciones Unidas, quien a pesar de coincidir en que este índice refleja el nivel de justicia del Perú, resalta la respuesta social de la ciudadanía frente a la destitución de los fiscales que justamente tenían bajo su cargo el caso Lava Jato. Este hecho, sostiene, fue seguido en todo América Latina con mucho interés y admiración.

 


Temas Relacionados: 2018CorrupciónDiego García SayánÍndiceSamuel Rotta

También te puede interesar:

Covid 2019