Internacionales

Hace 3 meses

Día de la felicidad: ¿por qué se celebra hoy y cómo podemos cultivar la felicidad?

La felicidad es una parte importante de nuestras vidas. Conozca en esta nota cómo los científicos aconsejan cultivarla en la vida diaria.




Este 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad, un concepto del que se ha hablado desde tiempo muy antiguos como en la antigua Grecia y también en diversas culturas, como en el budismo y el Confusianismo, pero ¿por qué se celebra hoy?

Las Naciones Unidas declararon oficialmente el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad, fecha elegida para reconocer la importancia de este concepto y el bienestar como objetos universales en la vida de las personas en todo el mundo.

¿CÓMO ACERCARNOS A LA FELICIDAD?

Se ha hablado largamente sobre la felicidad y de su importancia en la vida de todo ser vivo, con el tiempo, hay estudios científicos que indican técnicas para ayudar a las personas a mejorar su nivel emocional y tener una vida más optimista.

1. Las relaciones personales. Para el psicólogo Martin Seligman, conocido como el padre de la psicología positiva, es importante aprender a lidiar con el fracaso, apreciar las cosas buenas de la vida y cultivar las relaciones humanas.

Robert Waldinger, psiquiatra del hospital general de Massachusetts, las relaciones cercanas, más que le dinero o la fama, son las que mantienen  felices a las personas durante toda su vida. Quienes mantienen contacto con sus familiares, amigos o pareja, en una esfera de confianza, reciprocidad y tolerancia, se mantienen más saludables y felices.

2. Placeres cotidianos propios. Un gran promotor de la felicidad es buscar un propósito o el proyecto personal, identificar las pasiones, valores y metas personales, trabajar hacia su realización, puede generar una sensación de dirección y satisfacción que contribuye a una vida más plena y feliz.

3. Buen descanso y cuidado del cuerpo. Según un reciente estudio de Cara Palmer, investigadora de la Universidad Estatal de Montana, la calidad del sueño afecta directamente el estado emocional de las personas. Realizar ejercicios regularmente, tener una alimentación balanceada y un descanso adecuado, son fundamentales para el bienestar físico y mental.

4. Ejercitar la gratitud. Tomarse el tiempo para apreciar las cosas buenas de la vida, expresar gratitud por ellas pueden impactar positivamente en la búsqueda de la felicidad.  Practicar la gratitud tiene un efecto sobre la neuroquímica del cerebro, provocando que se liberen serotonina y dopamina, neurotransmisores conocidos por mejorar el ánimo.

5. Enfrentar los fracasos y cultivar la resiliencia. La resiliencia es la capacidad de recuperarse y adaptarse frente a la adversidad, el estrés y los desafíos de la vida. Construir la resiliencia implica desarrollar habilidades y estrategias que nos permitan enfrentar las dificultades con una actitud positiva y constructiva.


También te puede interesar:

DENGUE