Internacionales

Hace 2 meses

Hispano recibió la "inyección letal" por asesinar a cuchillazos a un hombre

El caso tuvo notoriedad cuando se le negó al reo el permiso para que su pastor esté presente en su momento final.

Foto: Cortesía del Departamento de Justicia Penal de Texas.



John Henry Ramírez (38) fue ejecutado con la inyección letal en el penal de Huntsville, en Texas, al ser condenado por matar a cuchillazos a un hombre durante el robo a un almacén.

Ramírez fue condenado el 2008, pero se postergó hasta en tres ocasiones la sentencia por las objeciones del fiscal del distrito del condado Nueces, Mark Gonzáles, que se oponía a la pena de muerte. Sus últimas palabras estuvieron dedicadas a la familia de la víctima y a su esposa e hijo.

El caso tuvo notoriedad a nivel nacional cuando el reo apeló al Tribunal Supremo de Justicia para que se le permita que el pastor de la Iglesia bautista Corpus Christi estuviera presente en la ejecución y orara en voz alta durante el proceso. Según el dictamen del Tribunal Supremo, Texas habría violado la libertad religiosa de Ramírez al negarle permiso para que su pastor esté presente en su momento final.

29 PUÑALADAS

Ramírez y dos mujeres decidieron robar en una tienda para conseguir dinero y comprar estupefacientes, según indica en los documentos del juicio, pero cuando encontraron a Pablo Castro, el reo le asestó 29 puñaladas y luego huyó. 

Nuevamente intentó asaltar otro lugar junto a las mismas mujeres, pero la Policía los localizó, las mujeres fueron apresadas, pero Ramírez escapó a México donde pudo evadir por más de tres años a las autoridades hasta que fue capturado.  

Con información de RPP.


Temas Relacionados: EeuuInyección LetalPena De Muerte

También te puede interesar:

VIRUELA DEL MONO