Internacionales

Pasado Lunes 12

Así fue el duro castigo que recibieron empleados por su bajo rendimiento

El sujeto justificó el 'castigo' por el bajo rendimiento de los trabajadores.

En China, un hombre castigó a más de sus 20 empleados haciéndoles beber sangre de pollo e ingerir pescado vivo en un centro comercial de Guizhou, debido al supuesto bajo rendimiento de la plantilla.

Según las autoridades, el dueño de la tienda confirmó lo ocurrido y justificó el castigo por el bajo rendimiento de los trabajadores en sus respectivas áreas. Por su parte, un representante del centro aseguró que los empleados participaron de manera voluntaria en lo que catalogó de actividad motivacional.

Las autoridades abrieron una investigación relacionada con el caso porque, de acuerdo con la legislación vigente en China, está prohibido que los empleadores humillen o apliquen castigos físicos a sus trabajadores. 

Aunque usted no lo crea, pese a ello, este tipo de 'castigos', que a veces consisten en beber agua del retrete, comer cucarachas o recibir azotes, son bastante frecuentes en el país asiático.

También te puede interesar

WHATSAPP