Internacionales

Hace 4 meses

Increíble: estos casos prueban la existencia de la reencarnación

¿Hay vida después de la muerte? En esta nota conocerás algunos casos que nos dan señales de que existe la reencarnación ¿Te atreves a leerlos?

Increíble: estos casos prueban la existencia de la reencarnación

¿Hay vida después de la muerte? En esta nota conocerás algunos casos que nos dan señales de que existe la reencarnación ¿Te atreves a leerlos?

La reencarnación es mencionada en varias religiones y es que existen evidencias que podrían confirmar esta creencia. A continuación conocerás dos casos reales de reencarnación. Veremos algunos casos famosos, que nos dan señales de que existe la reencarnación, con pruebas que podrían hacer cambiar de opinión hasta los más escépticos.

MA TIN AUNG MYO

Ocurrió en la época de la segunda guerra mundial. En 1942, Birmania estaba bajo la ocupación japonesa. Los aliados bombardeaban regularmente las líneas de suministro japonesas.

A principios de 1953, Daw Aye Tin estaba embarazada de su cuarto hijo. El embarazo era normal, con la extraña excepción de un sueño recurrente en el cual un cocinero japonés la seguía y anunciaba que venía a quedarse con su familia.

El 26 de diciembre de 1953, Daw dio a luz a una hija y la llamó Ma Tin Aung Myo. El bebé era perfecto con una pequeña excepción: una marca de nacimiento en su ingle.

La niña creció y reveló que tenía un gran temor a los aviones. Cada vez que uno volaba sobre sus cabezas, se ponía agitada y lloraba. Además, se volvió cada vez más triste, afirmando que quería ''irse a su hogar''.

Más tarde, el ''hogar'' se volvió más específico: ella quería regresar a Japón. Cuando se le preguntó por qué, ella declaró que tenía recuerdos de ser un soldado japonés que vivía en Na-Thul. Sabía que había sido asesinada por un fuego de ametralladora de un avión. A medida que Ma Tin Aung Myo creció, accedió a más recuerdos de vidas pasadas y de su personalidad anterior que continuaba relatando.

Recordó que ella (como el soldado japonés) estaba cerca de una pila de leña junto a una acacia. Un avión aliado lo vio y disparó sobre la zona. Corrió para huir y al hacerlo fue muerto por una bala en la ingle, en el mismo lugar donde Ma Tin tenía la marca de nacimiento.

Además, describió el avión como teniendo dos colas. Éste fue identificado como un Lockheed P-38 relámpago, un avión usado por los aliados en la campaña de Birmania.

SHANTI DEVI

Shanti Devi nació en Delhi, India, el 11 de diciembre de 1926. En la década de 1930 comenzó a recordar los detalles de una vida pasada. Dijo a sus padres y al director de la escuela que su verdadero hogar estaba en Mathura, donde vivía su esposo, a unos 145 km de su casa en Delhi y que había muerto diez días después de haber dado a luz a un niño.

El nombre del padre de su hijo era Kedar Nath. El director localizó a un comerciante con ese nombre en Mathura, que había perdido a su esposa, Lugdi Devi, nueve años antes, diez días después de haber dado a luz a un hijo.

Kedar Nath viajó a Delhi, fingiendo ser su propio hermano, pero Shanti Devi lo reconoció inmediatamente y también al hijo de Ludgi Devi. Como conocía varios detalles de la vida de Kedar Nath con su esposa, pronto se convenció de que Shanti Devi era de hecho la reencarnación de Ludgi Devi.

Cuando las autoridades oyeron hablar del caso, se reunieron con el niño y establecieron una comisión para investigar. La comisión viajó con Shanti Devi a Mathura, llegando el 15 de noviembre de 1935. Allí, Shanti reconoció a varios miembros de la familia, incluyendo al abuelo de Ludgi Devi como su propio abuelo.

Ella descubrió que Kedar Nath había descuidado mantener una serie de promesas que había hecho a Ludgi Devi en su lecho de muerte. Después de todos estos hechos, volvió a hacer su vida de forma normal y regresó a casa con sus padres.

Temas Relacionados: CasosMa Tin Aung MyoReencarnaciónShanti Devi

También te puede interesar

WHATSAPP