Internacionales

Martes, 21 de febrero del 2017

Este japonés dejó a su familia para volverse “novio” de una muñeca sexual [FOTOS]

Dicen que el amor es ciego, pero la sexualidad del ser humano puede ser aún más inexplicable, como lo demuestra la historia de Senji Nakajima.

Este japonés dejó a su familia para volverse “novio” de una muñeca sexual [FOTOS]

Dicen que el amor es ciego, pero la sexualidad del ser humano puede ser aún más inexplicable, como lo demuestra la historia de Senji Nakajima.

Mucho se ha hablado acerca de lo complejo que es el amor de un ser humano. Por ello se dice que el amor es ciego. Sin embargo, no se suele hablar tanto de otro aspecto inherente del hombre que puede ser tan o más complejo y que está muy ligado al primero: la sexualidad.

Estudiosos como Sigmund Freud, una de las figuras más importantes del siglo XX, llegaron a construir verdaderas tesis acerca de cómo influye la sexualidad en los aspectos más profundos del ser humano ¿Qué pasaría si amor y sexualidad suman sus complejidades? Un relato insólito.

Nakajima tiene un amplio guardarropa con vestidos y pelucas para 'Saori'. Getty,

Esta es la historia del empresario japonés Senji Nakajima, quien a sus 61 años, casado y con dos hijos, se ha convertido en uno de los rostros de todo un desconcertante fenómeno social que está ocurriendo en el país del sol naciente.

Cuando él tuvo que alejarse de su familia en Nagano para irse a vivir a Tokio por motivos de trabajo, tomó una decisión para evitar la soledad de esta nueva vida, sin saber que nada volvería a ser igual: así, Senji compró una ‘muñeca de amor’, sin saber que acabaría enamorándose de ella.

Lo que comenzó como una compra para satisfacer sus necesidades terminó convirtiéndose en ¿amor? Getty.

Dos meses después de adquirir a Saori, como la nombró, el hombre sintió que comenzó a desarrollar una personalidad propia. Entonces, este objeto sexual dejó de serlo para convertirse oficialmente en su novia.

“Ella nunca me traiciona. Estoy cansado de los humanos racionales modernos… no tienen corazón. Para mí, ella es más que una muñeca. Necesita mucha ayuda… pero sigue siendo la pareja perfecta con quien comparto momentos preciosos y enriquece mi vida”, asegura Nakajima.

El empresario lleva a pasar a su 'novia' con la ayuda de una silla de ruedas. Getty.

Según el empresario, ha encontrado la felicidad puesto que su ‘novia’ no “busca únicamente dinero”. Además, sale a pasear con ella ayudado de una silla de ruedas y juntos van a tiendas para poder comprar elegantes vestidos.

No solo eso. Senji la baña, la viste, duermen juntos y procura cuidarla hasta el mínimo detalle, como abrocharle el cinturón cuando viajan juntos en auto. Por extraño que parezca, este tipo de relaciones íntimas con objetos se repite cada vez más en Asia.

Senji y Saori incluso comparten la misma cama. Getty.

La llamadas ‘real dolls’, ‘muñecas de amor’ o muñecas sexuales pueden alcanzar precios de más de 5000 dólares y va en aumento a medida que se incrementa su demanda. En el mercado chino, que ha experimentado el mayor crecimiento en los últimos tiempos, existen más de 50 modelos.

Estas muñecas, también llamadas ‘Dutch wives’ no son inflables y varían en su textura y apariencia. En China la industria de los juguetes sexuales genera unos 12.5 billones de dólares anuales, de los cuales buena parte lo representan estas muñecas.

Este tipo de muñecas puede llegar a costar más de 5000 dólares y el precio aumenta junto con la demanda cada vez mayor en Asia. Getty.

Incluso, mucha de la publicidad en torno a estos juguetes se jacta de que, después de adquirir una, sus clientes “nunca volverán a querer una novia de verdad”.

Temas Relacionados: JapónMuñecas SexualesNoticias Curiosas

También te puede interesar

WHATSAPP