Perrita queda irreconocible tras comerse un pavo entero en Navidad

Un usuario de las redes sociales sorprendió a propios y extraños al contar una inusual historia que le sucedió a su mascota durante las celebraciones por Navidad. Sucede que su pequeña perrita de nombre Bubba se comió un pavo entero y, como se observa en una fotografía, quedó con una inmensa barriga.

David Barrett utilizó su cuenta personal de Twitter para dar a conocer el curioso hecho. Explica que su familia había preparado un pavo horneado para la cena de Navidad, sin embargo en un descuido toda la comida desapareció.

Preocupado por la desaparición del pavo horneado, David nunca imaginó que su pequeña mascota sea capaz de terminar sola con la cena navideña. Pero luego de verla tirada sobre el piso con una gigantesca barriga no había dudas de quién era el responsable.

Temas Relacionados: NavidadPavoPerro
También te puede interesar