Cultura

Pasado Lunes 03

Lenguaje inclusivo es “una cosa absurda”, señala viuda de Jorge Luis Borges

María Kodama, también autora de varios libros y profesora de literatura, consideró en una entrevista con CNN que esta forma de expresarse “deforma” el castellano.

María Kodama, también autora de varios libros y profesora de literatura, consideró en una entrevista con CNN que esta forma de expresarse “deforma” el castellano.

 

María Kodama, viuda del inmortal escritor argentino, Jorge Luis Borges, afirmó que el polémico lenguaje inclusivo le “parece una cosa absurda”. En su opinión, “es mejor decir (las palabras) en masculino y en femenino”, en lugar de englobar ambos géneros usando la letra “e”.

De esta forma, consideró, se “deforma” el castellano. Kodama, quien también es autora de varios libros y fue profesora de literatura, dijo que esta forma de expresarse sería “una moda”, más que algo que vaya a perdurar en la forma de hablar y escribir de las personas en el futuro.

“La verdad que me parece una cosa absurda. Yo pienso que es mejor decir (las palabras) en masculino, en femenino y no eso que deforma la lengua. Como dicen ahora… todes. No, me parece absurdo. Me parece que el punto de vista de una oración, de una cosa que la esté componiendo, no puede usar eso”.

En una entrevista para la cadena CNN, indicó que no “siente” dicho lenguaje, aunque aclaró que podría pensar de esta forma debido a que su padre la “educó de otra manera”. “No digo que no hay hombres que son espantosos, no lo niego”, indicó, pero señaló que su experiencia fue otra.

“Quiero decir que mi relación (con ellos) siempre ha sido muy buena y si hago la cuenta, tengo más amigos hombres que mujeres. Quizás por mi manera de ser, también, no lo sé. Nunca sentí al hombre como algo que me domina o que yo fuera inferior.

En otro momento se ratificó en su postura a favor de la libre elección. “Hay quienes entienden por libertad drogarse, hay quienes entiende por libertad ser curas o monjas. Yo entiendo que sí, soy libre porque primero digo siempre lo que pienso y eso es una forma de ejercer la libertad”.

Kodama ya se encontraba distanciada del colectivo feminista, con fuerte presencia en Argentina. “Mi abuela era una mujer del estilo Dios, Patria y hogar, con una mente muy cerrada. Ella pensaba que había cosas que una niña no podía hacer”, contaba en una entrevista con el medio Infobae en 2018.

“Mi padre nunca la contradecía, pero un día me dijo: ‘No hay absolutamente ninguna diferencia entre un hombre y una mujer. Todo lo que hace un hombre lo puede hacer usted. A medida que usted crezca, le voy a decir lo que, desde mi punto de vista, no es conveniente que haga’”.

“‘Ahora bien, si hace lo contrario de lo que le digo, pero veo que no es por capricho, sino porque es lo que realmente siente que es fundamental, la voy a respetar hasta el último día de mi vida’. Con un padre así”, relató.

También te puede interesar

WHATSAPP