Cultura

Hace 3 meses

La estrella de Belén, su historia y teorías que justifican su existencia

Más de 2000 años han pasado desde el nacimiento de Jesús y aún su historia sigue siendo un gran misterio. Conozca en esta nota algunas teorías acerca de su extraordinaria venida al mundo.




 

En estas fiestas no solo las familias se reúnen para compartir regalos y la cena navideña, también recordamos el nacimiento de Jesús, para el caso de los católicos, y una de las grandes incógnitas de este especial evento es la estrella que acompañó a los Reyes Magos: la estrella de Belén.

Según la tradición cristiana, el astro guió a los Reyes Magos hacia el lugar donde Jesús había nacido. De acuerdo al evangelio de Mateo, la estrella que los Reyes Magos vieron aparecer estaba en el oeste, pero no aclara si era un planeta, una estrella o un fenómeno astrológico, es más se escribe que esta luz los guía y se detuvo donde Jesús había nacido.

¿Qué posiciones hay sobre la estrella de Belén?

Hasta el momento no se tiene ninguna prueba de su existencia, pero de ser cierta la historia, la estrella Belén podría ser alguna de estas teorías.

 

Mosaico de la iglesia de San Apolonio en Rávena que muestra a los tres Magos siguiendo la Estrella de Belén

 

El cometa Halley. Algunos estudiosos han señalado que el cometa Halley sirvió de inspiración para pintar la estrella en el cuadro Adoración de los Reyes Magos, donde se ve un cuerpo celeste irregular el cual apareció entre los años 10 y 11 a.C.

Aunque hay controversia en cuento a las fechas de su aparición con la data en la que se cree que fue el nacimiento de Jesús, esta estrella tiene el honor de haber servido de modelo para las representaciones más actuales del nacimiento.

 

Una supernova

 

Era una supernova. Otros aseguran que el cuerpo celeste que les iluminó en aquella época pudo ser una supernova, fenómeno celeste que se produce cuando una estrella acaba de consumir todo el hidrógeno que le sirve de combustible, proceso que termina con una gran explosión.

Sin embargo, esta teoría ha sido rechazada más que todo porque la explosión de una supernova produce una nebulosa en el cielo que no se puede observar hoy en día.

 

La Estrella Regulus, Júpiter y Venus en la constelación de Leo.

 

Conjunción de la estrella Regulus y el planeta Júpiter. Otra suposición es que estos dos cuerpos estelares hayan estado en conjunción en la constelación de Leo durante esa época.

Este fenómeno sucedió en los años 3 a. C. y 2 a.C. y fue interpretado por los astrólogos de Persia como un rey que iba a nacer en Judea, donde Júpiter representaba un reinado y la estrella Regulus un judío.

 

Luna, Mercurio y Venus. Foto: Enzo De Bernardini

 

La Luna eclipsando a Júpiter. Según el astrónomo Michel Morner de la Universidad de Rutger encontró un indicio en un manuscrito del siglo IV escrito por el astrónomo convertido cristiano Maternus. Este eclipse se habría producido el 20 de marzo y el 17 de abril del año 6 a.C.

Sin embargo, lo cierto es que no hay aún una teoría que aclare qué fue realmente la estrella de Belén.

 


También te puede interesar