Cultura

Hace 3 meses

El misterio de la Sábana Santa: ¿Qué es la llamada Síndone de Turín?

Muchos en la fe afirman que la Síndone de Turín es el lienzo fúnebre que envolvió el cuerpo de Jesús de Nazaret.

La “Síndone” es un lienzo de lino conservado en la Catedral de Turín, con manchas de sangre y la doble imagen de una persona muerta, cuyo proceso de formación aún no ha sido determinado, de un hombre que fue flagelado y crucificado. Si bien no faltan voces críticas, numerosos estudios científicos indican que podría tratarse de la tela en la cual fue envuelto el cuerpo de Jesús de Nazaret tras su muerte en la cruz.

El apelativo más utilizado en castellano para denominar a esta singular pieza es “Sábana Santa” pero en primer lugar, debemos aclarar que no es una sábana en sentido estricto, porque la primera acepción de esta palabra se refiere a una pieza textil para una cama y este no es el caso de este lienzo.

Esta tela es también comúnmente designada como “Santo Sudario”, y así se la conoce en Hispanoamérica, La palabra “Sudario”, sin embargo, hace referencia a un lienzo más pequeño que se pondría únicamente sobre el rostro de los difuntos.

Además, desde que a mediados del siglo XX se redescubriera el “Sudario de Oviedo” como una pieza independiente mucho más reducida y, de acuerdo a recientes estudios, posiblemente utilizada para el mismo cadáver que envolvió la Síndone, la aplicación de esta denominación al lienzo de Turín genera mayor confusión.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA SINDONE

El lienzo, es una pálida sábana de lino de aproximadamente 4,5 metros de largo y podría ser considerada de escaso interés de no ser por sus características manchas de color pardo-rojizo sobre su superficie, las que reflejan la imagen de un hombre estirado con las manos cruzadas se adivina sobre la tela , con las vistas frontal y posterior de la cabeza encontrándose justo en medio del sudario, lo que sugiere que envolvió un cadáver desnudo por ambos lados, de la cabeza a los pies. Las imágenes del lienzo revelan incontables y terribles heridas en el cuerpo, cuchilladas, carne arrancada, perforaciones y marcas de azotes. Estas huellas indican para los defensores de la autenticidad de la Sábana Santa la evidencia de la crucifixión y la descripción bíblica de la muerte de Jesús.

Por último, cuando nos refiramos a la identidad del hombre que fue envuelto en la tela solo la fe podría revelar su identidad. Solo en un último momento nos preguntaremos si sería posible que este hombre fuera, en efecto, Jesús de Nazaret, un misterio que ni los científicos de la Nasa, quienes analizaron esta pieza, pueden responder aún.

 

 

También te puede interesar

Loading...