Cultura

Hace 6 meses

¿Por qué tratar a tu perro como un hijo es un grave error?

Cada vez más personas engríen, visten y celebran a sus mascotas como si fueran niños, lo que puede ser altamente perjudicial para ambas partes, indican los expertos ¿Qué ocurre?

¿Por qué tratar a tu perro como un hijo es un grave error?

Cada vez más personas engríen, visten y celebran a sus mascotas como si fueran niños, lo que puede ser altamente perjudicial para ambas partes, indican los expertos ¿Qué ocurre?

Se trata de una tendencia ya bien conocida, pero que se vuelve cada vez más común: las personas en todo el mundo están adoptando perros y tratándolos como si fueran sus hijos. Algo tierno a los ojos de muchos, pero que según señalan expertos, traería graves problemas.

Moisés Heiblum, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootécnica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó lo perjudicial que puede ser esto para ambas partes, pues los animales pueden sufrir altos niveles de ansiedad y ven coartado su desarrollo.

Para Heiblum, gastar grandes cantidades de dinero en un perro, vestirlo como una persona o celebrarle eventos como su cumpleaños hace que se comiencen a depositar grandes expectativas “fuera de contexto” de humanizar al animal, lo que impide que pueda desarrollarse.

Esto hace además que la mascota se vuelva muy dependiente. Por ejemplo, puede apegarse tanto a su amo que el no tenerlo cerca puede desencadenar ansiedad y ataques de pánico que puede llevarla a destruir objetos o defecar cuando se queda sola en casa, lo que luego es visto como mala conducta.

El experto aclaró que tanto perros como gatos están muy conscientes de la relación costo-beneficio de su conducta y pueden aprender de las consecuencias. Si obtienen algo con su comportamiento, lo repetirán todas las veces que sea necesario para volver a conseguirlo

Finalmente, el académico llamó a no integrar a las mascotas en rituales o costumbres humanas que no necesitan o comprenden, como los son bodas, fiestas de cumpleaños, cenas familiares o eventos sociales. Esas situaciones, por el contrario, pueden resultarles incómodas o estresantes.

Por el contrario, debe enseñárseles a ganarse las cosas buenas de la vida. “Sin ningún tipo de violencia o sometimiento, se les debe instruir con tres o cuatro comandos a través de refuerzo positivo, para que cada vez que quieran algo ‘paguen’ para conseguirlo”, acotó.

Temas Relacionados: CienciaMascotasPerros

También te puede interesar

Loading...