Buenos Días Perú

28/09/2018

Estudiante estaría preso injustamente por matar a delincuente camuflado en presunto operativo

Según la madre del joven, su hijo se asustó y pensó que era un secuestro, por lo que se defendió para preservar su integridad física.

Sus amigos lo conocen como un amante de los animales que soñaba en convertirse en veterinario. pero los sueños de este joven universitario, de 25 años, se frustraron tras ser confundido como un traficante de armas. Sin saber que era el blanco de un operativo policial, asesinó a un hombre y dejó un policía herido, creyendo que se trataba de un asalto a mano armada.

La pesadilla de este estudiante de veterinaria, identificado como José Raúl Ramírez Troncoso, quien ahora está preso en el penal Castro Castro, empezó el día que ofreció por internet una pistola de balines, de uso recreacional. Lo que nunca pensó, que detrás del monitor, lo contactaría un policía de la Dirincri del Callao, que realizaba supuestas labores de inteligencia para captar a traficantes de armas.

El primer contacto fue a través de la red social Facebook, donde la otra parte se presentó como Yerico Cruz y se ofreció a comprar el arma de fogeo. El estudiante universitario acordó encontrarse con el supuesto comprador en la cuadra 11de la calle Pedro Pascual en el Cercado de Lima, a solo dos cuadras de su casa sin imaginar que se trataba de un policía vestido de civil, y que él había sido “centrado” como parte de un supuesto operativo de inteligencia.

El agente vestido de civil, llegó a bordo de un auto negro pero no estaba solo, junto a él caminaba un hombre, que purgó condena en un penal y ahora se presentaba como un agente de la policía. Segundos después este mismo sujeto sacó un arma y lo encañonó por la espalda en el momento que éste entregaba la pistola de balines al policía de civil, disfrazado de comprador.

Con el revolver apuntándole en la cabeza, el estudiante que contaba con un arma de fuego, con licencia de la Dicscamec, sacó su pistola e instintivamente y en aparente legitima defensa hizo un disparo que impactó en el supuesto informante.

El policía sacó su arma de reglamento para defender a su compañero y en medio del forcejo se produjo un nuevo disparo que dejó herido al agente.

Según la madre del joven, su hijo se asustó y pensó que era un secuestro, por lo que se defendió para preservar su integridad física.

El supuesto informante, identificado como Jhon Carrillo Assench, murió al poco tiempo de ser trasladado a un hospital. Se trata de un sujeto, con un amplio prontuario criminal y varios ingresos a penales.

Los padres del joven universitario aseguran que su hijo actuó en defensa propia, pues no sabía que se traba de una intervención policial. Tras este confuso incidente el joven fue sentenciado a 9 meses de prisión preventiva acusado de homicidio.

Ahora está alejado de su familia, sus estudios, El universitario realizaba labor social en una veterinaria, y le gustaba brindar atención medica a perros callejeros.

Cabe indicar que para el vicepresidente de la Cámara Peruana de Seguridad ciudadana, Aldo Bahamonde, el joven debería ser liberado pues habría actuado en legitima defensa utilizando un arma de fuego con licencia.

Por su parte los padres de José Raúl, quienes son catedráticos de una prestigiosa universidad, emprendieron una incansable lucha en busca de justicia y además denunciaron que la policía habría cometido varias irregularidades tras realizar un operativo, sin un adecuado trabajo de inteligencia y utilizando a un exconvicto como informante.

También te puede interesar

WHATSAPP