Al Sexto Día

28/09/2019

Reportera de ASD se convierte en cuidadora de caballos de pura sangre

Morelia García nos llevará a conocer todo lo que no se ve detrás de la carrera de caballos.




La afición por las carreras de caballos es un deporte que ha ido creciendo a pasos agigantados y en el Perú tenemos a uno de los estadios hípicos más importes en Sudamérica, el hipódromo de Monterrico que cuenta con más de 2.000 mil caballos de pura sangre que pesan entre 500 a 600 kilos y 50 jinetes profesionales.

El Pura Sangre es la raza de caballos más rápida y de las más valiosas en el mundo. Se trata de una raza mezcla de equinos diferentes, aún se conserva un registro genealógico de las primeras razas inglesas e irlandesas.

Ha sido la mayor influencia en las carreras de caballos, aportándoles mejor estética, velocidad y resistencia. La evolución de la raza pura sangre se remonta al cruce proveniente de tres caballos orientales, considerados los tres sementales fundadores de la raza: el Byerly Turk, el Darley Arabian, y el Godolphin Arabian. Todos los caballos pura sangre que compiten en carreras están registrados en los libros genealógicos de caballos en su país de nacimiento.

Cuando los caballos destinados a las carreras cumplen el año de edad comienzan un entrenamiento que implica la aceptación del peso y las órdenes de un jinete. Aunque algunos caballos de dos años participan en carreras, un caballo pura sangre está en su momento de mayor rendimiento entre los tres y los cinco años; sin embargo, ésta no es una regla básica ya que existen ejemplares que han competido con éxito pasados los diez años de edad.

Si un caballo de pura sangre no es capado es un potro hasta los cinco años y a partir de entonces será un semental.

Morelia García nos llevará a conocer detrás de la carrera de caballos, la vida de los verdaderos protagonistas, donde nuestra reportera dejó los miedos atrás y se puso en el papel de un jinete profesional, pero antes tuvo que pagar derecho de piso, y realizó la labor de ser una cuidadora de caballos, tuvo que lavar, cocinar los alimentos de los mamíferos y sobre todo bañarlos.

 

 


Temas Relacionados: CaballosHipódromoPura Sangre

También te puede interesar