Al Sexto Día

20/07/2019

Ventanilla, distrito de la niebla: así sobreviven sus vecinos de la humedad en este crudo invierno

La neblina se apodera de los muebles, corroe los objetos de metal, y lo moja todo, pero lo más alarmante es que transforma en enfermedades como el resfrío, influenza y pulmonía.




El distrito de Ventanilla de un tiempo a esta parte son azotados por intensas olas de frío, pisos arenosos que debido a la gran cantidad de humedad se han trasformado en caminos fríos, techos que uniformemente se pintaron de verde y casas que en este crudo invierno han perdido la estabilidad que necesitan para ser habitables.

Este distrito es uno de los siete que conforman la provincia constitucional del Callao en el Perú. Es el más extenso de ellos y el segundo en población. Pero en gran parte de este distrito la densa neblina se apodera de los cerros de Pachacútec como si se tratara de un inmenso manto blanco. El frío y la humedad se apoderan de las precarias viviendas, de los techos de plástico, de calamina o de madera. Las casas de fierro, ladrillo y cemento tampoco logran eludir al inclemente clima.

La neblina también se apodera de los muebles, corroe los objetos de metal, y lo moja todo, pero lo más alarmantes es que transforma en enfermedades como el resfrío, influenza y pulmonía.

Las viviendas de la zona de Pachacútec, uno de los históricos asentamiento humano de Ventanilla, cuenta con alrededor de 150,000 habitantes y allí la humedad, según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), llega al 100% por estos meses de frío.

Un equipo de “Al Sexto Día” nos mostrará la trágica realidad con la que sobreviven cientos de peruanos en el “Distrito de los Arenales”.

 

 


Temas Relacionados: HumedadInviernoVentanilla

También te puede interesar