Al Sexto Día

06/04/2019

Pescadora por un día: una dura y sacrificada aventura marina

La pesca es una actividad que ha permitido convertir a nuestro país en uno de los principales en captura marina, permitiéndole ofrecer una gran variedad de especies marinas.




Cuando nos disponemos a disfrutar de un buen pescado y mariscos deberíamos tener siempre presente que detrás siempre esta el esfuerzo y dedicación de un pescador. Como se puede comprobar en este informe de Al Sexto Día, las jornada de un pescador artesanal de cualquier punto del litoral peruano son duras. Las costas peruanas poseen una riqueza marina inigualable capaz de ofrecer al mundo una infinidad de productos saludables, seguros y de calidad, procedentes de un legado pesquero milenario que ha sabido mantenerse hasta la actualidad, y que hoy en día busca consolidarse como una de las actividades productivas más importantes y sostenibles del planeta.

Desde hace más de 5 mil años se realiza la actividad pesquera en nuestro mar, prueba de ello son las evidencias fehacientes que existen en la cultura de Caral -considerada la más antigua de América- y que los peruanos han aprendido a valorar y aprovechar hasta la actualidad.

La pesca es una actividad que ha permitido convertir a nuestro país en uno de los principales en captura marina, permitiéndole ofrecer una gran variedad de especies marinas y continentales, tanto de especies nativas como introducidas, logrando posicionarse favorablemente como un importante socio comercial y proveedor mundial de productos pesqueros.

A esto se le suma la importante posición geográfica y las condiciones climáticas del país, generando no solo una gran cantidad de recursos disponibles, sino principalmente de calidad y variedad.

Gracias al sacrificio y esfuerzo de cientos de hombres y mujeres podemos disfrutar de las bondades de nuestro mar en nuestras mesas.

 

 


Temas Relacionados: Mar PeruanoPesca ArtesanalPescadores

También te puede interesar: