24 Horas Edición Central

21/10/2019

Alianza entre Verónika Mendoza y Vladimir Cerrón: análisis de la polémica y deserciones

La alianza política entre Nuevo Perú, Juntos por el Perú y Perú Libre sigue generando polémica en un sector de la izquierda.




Muchos se cuestionan por qué Verónika Mendoza, quien siempre tuvo un discurso anticorrupción y a favor de las minorías, optó por este pacto con el partido de un líder que ha sido condenado por corrupción y que ha mostrado una postura antisemita, homofóbica, xenófoba y a favor de Nicolás Maduro.

Para el analista Carlos Tapia, Nuevo Perú, el partido de Mendoza, no tenía opción para postular a las elecciones parlamentarias del 2020. “(…) si no hacía alianza con otro partido que tuviera [inscripción electoral] no podía pasar a ser una fuerza política con candidatos al congreso del 2020”.

Así también, Tapia asegura que no es posible una alianza política sin coincidencias de pensamiento. “Diciendo que se alía con el partido y no con el líder que estaba preso, eso es una hipocresía. En el Perú para cualquier partido, ¿pueden haber belaundistas que no sigan el pensamiento de Belaunde?”.

En ese sentido, para Tapia con esta alianza Nuevo Perú perderá muchos electores. Los excongresistas Richard Arce y Horacio Zeballos renunciaron a Nuevo Perú ante esta polémica alianza; mientras que Marisa Glave e Indira Huilca, quienes siempre se mostraron en contra de las ideas de Cerrón, se mantienen en Nuevo Perú y no se han pronunciado sobre este tema.

 


También te puede interesar: