24 Horas Edición Central

17/04/2019

Minuto a minuto: así se llevó a cabo la diligencia en casa de Alan García

Conozca detalles de la diligencia de detención preliminar y allanamiento antes y después de la muerte del expresidente Alan García.

Fue a las 6:30 de la mañana que el fiscal adjunto del Equipo Especial Lava Jato, Henry Amenábar, tocó a la puerta del exmandatario Alan García en la calle Freyre en Miraflores, siendo la empleada del hogar quien abrió la puerta para permitir el ingreso de las autoridades. Mientras esto sucedía, García Pérez, sumamente preocupado por su posible detención, llamó a su secretario personal, Ricardo Pinedo, y le confió sus temores.

Tras acceder al domicilio, el fiscal Amenábar junto a su equipo ingresó hasta la sala del inmueble, donde esperaron a que García se hiciera presente para iniciar con el allanamiento de su vivienda y efectuar la detención preliminar dictada en su contra.

Luego de una corta espera el exmandatario bajó por la escalera principal de su vivienda pero no llegó hasta la sala. Él conversó con el equipo de fiscales desde un descanso de la escalera y les pidió que lo esperen un momento mientras hacía una llamada telefónica. Luego, se habría dirigido nuevamente hasta el segundo piso cuando, minutos más tarde, un fuerte ruido generó que subieran a buscarlo. Finalmente, lo encontraron en su dormitorio sentado en un mueble con un disparo en la cabeza que él mismo se habría realizado con una de las 9 armas que tenía registradas, según un registro de Sucamec.

Mientras el ex jefe de Estado era intervenido de emergencia, su abogado Erasmo Reyna, denunciaba que la diligencia se habría llevado a cabo de forma irregular, pues el fiscal no se habría identificado correctamente.

En el hospital Casimiro Ulloa los médicos luchaban por salvarle la vida al líder aprista, al interior de su vivienda aún permanecía al fiscal Henry Amenábar y su equipo.

Pocos minutos después de las 10:00 a.m. se confirmó el deceso de García Pérez, pero aun así la diligencia al interior de su domicilio continuó y a las 11:50 a.m., el secretario de confianza del exmadatario, Ricardo Pinedo, regresó hasta la vivienda con un documento emitido por el hospital Casimiro Ulloa en el que se certificaba la muerte.

Tras insistir varias veces, Josefina García Nores, la hija mayor del exmandatario, pudo ingresar a la vivienda para recoger la ropa con la que el expresidente iba a ser despedido.

También te puede interesar

WHATSAPP