La historia del GEIN y cómo se gestó la captura de Abimael Guzmán

La historia del GEIN y cómo se gestó la captura de Abimael Guzmán

El Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) fue el responsable de la captura de Abimael Guzmán el 12 de setiembre de 1992. Conoce un poco más sobre el grupo humano que logró esta hazaña sin descanso.

Corría la década de los 90 y Sendero Luminoso había convertido al Perú en un verdadero charco de sangre. Los terroristas estaban dispersos en todos los rincones del país, sembrando pánico y terror, bajo las órdenes de su máximo líder, Abimael Guzmán Reynoso.

Las autoridades hacían esfuerzos en vano por contrarrestar la insanía senderista, que continuaba cobrando víctimas en todo el territorio. En medio de este caos, nace el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que, tras años de arduo trabajo, daría el golpe más importante con la captura del ‘Camarada Gonzalo’ y el comité central de Sendero Luminoso.

La iniciativa fue liderada por el comandante PNP, Benedicto Jiménez, quien junto a un grupo de cinco personas, creó el GEIN el 5 de marzo de 1990 con el único fin de derrotar al grupo terrorista. Por aquel entonces, no tenían oficinas y tuvieron que instalarse en un almacén improvisado. Los archivos empaquetados les servían de sillas y Jiménez contaba solo con una radio, por lo que no podía comunicarse con nadie más.

Con el paso del tiempo, y gracias a una exitosa primera operación que permitió la captura de Judith Díaz Contreras, ‘Isa’, el GEIN comenzó a recibir el apoyo de empresas privadas y de la Embajada norteamericana, que les construyó ambientes adecuados para su trabajo.

Los agentes encubiertos empezaban a realizar un minucioso trabajo de inteligencia en los principales puntos donde – se presumía – estaba refugiado Abimael Guzmán. Todos ellos vigilaban vestidos de civil y simulando ser transeúntes o trabajadores de limpieza. Así, se encargaban de observar cada detalle y recabar evidencias – incluso – en las bolsas de basura.

Su trabajo iba avanzando sin descanso y, según Guillermo Bonilla, uno de los miembros del GEIN, “no hubo una estrategia de Estado ni de Gobierno” que les diera una orden para actuar. “Lo que hicimos estaba al margen (…) Fue iniciativa de Benedicto Jiménez”, reveló en una reciente entrevista a un diario local.

Así, Benedicto Jiménez y su grupo continuaron trabajando sigilosamente, con la consigna de respetar por encima de todo los derechos humanos. Cuando llegó el 12 de setiembre de 1992, fueron un total de 82 agentes del GEIN los que participaron – de diferentes formas - en la denominada ‘Captura del Siglo’, sin que ninguno de los detenidos resultara herido.

Jiménez fue quien dio la orden de ingresar a la vivienda de Los Sauces, donde se refugiaba Guzmán Reynoso junto a la cúpula central de Sendero Luminoso. Los alférez Cecilia Garzón ‘Gaviota’ y Julio Becerra ‘Ardilla’ fueron clave en la intervención, pues lograron ingresar al inmueble sin forzar la puerta y, en cuestión de segundos, lograron neutralizar al cabecilla senderista.

Lo que vino después de la captura no fue lo que los miembros del GEIN hubieran esperado. Si bien tuvieron más operaciones a su cargo, con el paso del tiempo, el general Marco Miyashiro y Benedicto Jiménez fueron retirados. Posterior a ello, el Grupo Especial de Inteligencia fue desactivado.

Whatsapp


Clic aquí