24 Horas Edición Central

26/08/2017

Imprudencia al volante: conductores derriban postes y dañan puentes de Lima

Los postes de telefonía, alumbrado público, de media y alta tensión, entre otros, forman parten de la gran mayoría de choques contra la infraestructura pública.




La imprudencia de muchos conductores al no respetar las señales de tránsito es el reflejo de la falta de educación vial en la ciudad. 

Tal es el caso de Luis Eduardo Echevarría, quien resultó ileso luego de que se quedara dormido, mientras estaba al volante por la avenida Javier Prado y el puente Villarán en San Isidro. Algunos testigos indicaron que el chofer se encontraba en estado de ebriedad por lo que terminó impactando con una baranda del paso peatonal.

Ante esta situación, la Municipalidad de San Isidro señaló que ellos se encargan de la reparación del puente y no la persona negligente que realizó el daño. 

Es así que un equipo de 24 horas recorrió las avenidas donde se encuentran puentes dañados por conductores que considera a los avisos de altura máxima como simples sugerencias.

Cabe señalar que si bien la ley señala que el responsable es quien tiene que reparar el daño ocasionado, el proceso judicial para concretar el pago puede tener una duración indefinida. Por tal motivo, los municipios tienen un seguro que se encarga de financiar la reparación de la infraestructura pública, mientras que los conductores evaden su responsabilidad.

Sin embargo, los puentes no son las únicas víctimas de la imprudencia al volante. Y es que en el Estadio Nacional también circulan vehículos pesados que no respetan las señales de tránsito. 

Además, los postes de telefonía, alumbrado público, de media y alta tensión, entre otros, forman parten de la gran mayoría de choques contra la infraestructura pública porque son la principal víctima del exceso de velocidad e irresponsabilidad en las pistas.

Finalmente, el gerente de Luz del Sur, Hans Berger, sostuvo que estadísticamente solo se logra ubicar a uno de cuatro conductores que destruyen los postes, y es que tres cuartas partes de ellos se dan a la fuga. 


También te puede interesar:

Covid 2019