24 Horas Edición Central

04/09/2019

República Checa: bebé nace tras cuatro meses en el vientre de su madre muerta

El caso generó una ola de solidaridad con la familia, lo que permitió que pudieran recaudar fondos para apoyar al padre.

 

Su nacimiento ha sido catalogado de milagro. Eliska es la pequeña que nació tras pasar cuatro meses en el vientre de su madre en estado de muerte cerebral, un caso que ha sido calificado de único en el mundo.

La pequeña nació por cesárea a las 34 semanas de embarazo y llegó a superar los dos kilos. Su madre, de 27 años, fue mantenida con vida artificial hasta el final de la gestación, ella estaba embarazada de 16 semanas cuando tuvo que ser hospitalizada de emergencia por una hemorragia cerebral causada por una malformación arteriovenosa.

La participación de la familia fue fundamental en el proceso de embarazo, pues cada uno ayudó a que Eliska tuviera la sensación de que se trataba de un embarazo normal. El caso generó una ola de solidaridad con la familia, lo que permitió que pudieran recaudar fondos para apoyar al padre.

 

Temas Relacionados: BebéMilagroMuerte CerebralRepública Checa

También te puede interesar

WHATSAPP